Latest Entries »

Aquí, allá…

… en definitiva, en ningún lado.

En compañía de éstos, con ellas…con nadie.

Corriendo día sí día no: día y noche me quedo dormida

Quiero hacer……..sólo quiero no querer hacer.

Otra vez siento el temblor en el suelo de las personas que vibran impacientes por iniciar la cuenta atrás. La cuenta atrás que revisa los “hacer” a los que desecha o corona y etiqueta en el feisbuc, y recoloca los frustrados “querer hacer” al siguiente periodo. Se meten en la mochila como ladrillos. Impacientemente se quieren ir sacando, porque pesan demasiado. Pero no se pueden lanzar en “ningún lado”, con ayuda de “nadie” y  con los brazos dormidos. Y no basta con querer desalojar peso de la mochila.

En fin, se comienza despertando, primero los dedos, luego la mano, luego el brazo…

Me despido agitando el brazo, hasta la próxima.

¿Dormir = Soñar?

 

Soñar es no quedarse dormid@

Idea

Bilbiana, horizontal y casualmente desnuda, espera confusa a que comience el derrame.

El derrame de ese líquido lento al que dan la salida en su pie derecho.

No sabe por qué ha accedido, pero su cuerpo hospeda ahora un reto.

Las normas son, que el caudal de ese líquido lento y transparente, discurra por su cuerpo, y sólo por su cuerpo el mayor recorrido posible, llegando hasta la cara sin desvíos. Tiene la sensación, de que si no lo consigue le espera un castigo.

Comienza a razonar y las diversas posibilidades superpueblan su cabeza.

Finalmente, y bajo la escéptica mirada del derramante, despliega su mano y, usando la uña de un oportuno dedo pulgar, dibuja un surco, un cauce durante toda la pierna, y luego muslo y luego…

El líquido lento elige el camino más fácil y el derramante maldice la idea de Bilbiana.

No te la pueden quitar

A %d blogueros les gusta esto: